¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

12 dic. 2010

Me voy.

Me voy. Que nadie me busque,
nadie me encuentre.
Quiero redescubrir este mundo,
con el que tengo una cuenta pendiente.

Dejé a deber esta última ronda,
ya no quedaban vasos, pero están
los casos, de almas que vendiste;
otro chiste maljurado del destino.

Y yo voy y te animo a seguir,
tonto de mí, ingenuos tus besos.
No se puede amar a quién es de mármol,
por lo tanto no pudiste quererme nunca.

No pude dejar marcado tu camino,
puesto que los baches se saltan.
No vi a nadie vivir en un agujero,
y de ser así, no era como esto.
Olvida que existo y dejará de dolerte,
piensa que ya no vivo...
y así cerraré nuestra cuenta pendiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario