¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

15 jun. 2012

Vaho en los cristales.

Por pronto que amanezca,
siempre vuelven los miedos.
De noche, cuando no haya luz que asuste,
pienso, y recuerdo, y juzgo aún despierto.

¿Recuerdas el vaho en los cristales?
A las puertas del sueño, donde nace el hambre.
Nombres y formas que se juntan, ya sin sentido.
Letras atadas con poder de iniciales, lazos imaginarios.

Por si no recordases el humo en los parques,
por si nunca leyeras mis letras, te lanzo un beso.
A través del aire, cógelo, que cualquiera se lo lleva.
Mientras diagnostico mi sueño, mi sueño será que se pierda,
si el rumbo no fue el correcto, hoy ya no esperes respuesta.

Estoy cerrando los ojos, mientras las nubes se abren.
La Luna llora en silencio desde ventanas de aire;
el Sol entró por la puerta, llora mirando hacia el coche;
otra noche que no duermo, se muere el vaho en los cristales...

No hay comentarios:

Publicar un comentario