¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

10 jun. 2012

Los besos no existen.

La mayoría de los besos que se dan no existen.
No es tan sencillo querer sin querer, por casualidad.
Todo falla cuando parece ser un engranaje perfecto,
porque nada es real, los besos no existen;
son dados que se lanzan al aire, buscando nuevas sensaciones.
Que si te quiero, que si me muero por ti o por tu culpa muero…
no todo es blanco o negro, puede ser más negro aún.
Como la noche, como la negra noche, la maldita noche.
Esas noches que pasaron en el coche, viendo pasar extraños por el cristal.
Hasta ellos saben besar mejor que tú, más sincero por lo menos.

No estoy resentido con tu actitud.
No me duele tu actitud pasante ante una realidad distante.
Espera, que me entra la risa cuando recuerdo el motivo.
Das tanta risa, mordí la manzana para que mordieses sus labios…
pequeño ingenuo, ignorante, alocado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario