¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

7 may. 2010

Soledad del ayer.

Por que en soledad vivo, en soledad encalló,
y aún cayendo mancho el cielo con mi sangre.
En soledad vivo, y pervive el ser,
sufriendo lloro, lo que fui ayer.

Y rememoro el tiempo, pasado por mi piel errado,
falló el alma al querer.
Soledad que viene sin ver, y ciega cae,
soledad del ser fiel, soledad sabor a hiel.

Aún mandando la galera,
de llama y ferro, tensó mi sien,
soledad que viene cual la ola...

y chocando rompe, costillas y saber,
no encallada a mi pecho llega,
la maldita soledad del ayer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario