¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

30 may. 2010

Talado, cayendo.

Tanto luchar, de nada ha servido,
nadie me asegura seguir vivo.
Me coartan movimientos, violentos,
me cortan sentimientos, cautivos.

Volando pasa el tiempo,
cuando descubres que eres humano,
y la enfermedad de tu mano,
te trae el sufrimiento.

De nada servido ha, el pasado,
cansado de correr, y no llegar a tiempo,
escribiendo el vil lamento,
del que sufre desconsolado.

Y todo se te echa encima,
sin dejar de dar tu sonrisa,
muriendo cada día que pasa,
talado, cayendo como una más encina...

No hay comentarios:

Publicar un comentario