¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

1 feb. 2010

La oportunidad de la duda.

Y me sobrán las palabras...
Se vuelven susurros si te nombro,
A voz en grito tu belleza...
cuentan de tu nobleza, coraje y valor.
Que con arte
resalzaste el cielo.
Mi vida en un pañuelo, si te veo,
no lo pienso, si te alejas,
te extraño...
Tan raro este universo, me maldice si te dedico un verso,
la envidía le corroe, pues sabe que te quiero.
Cabalgando por las dunas del desierto,
Yo
Me mantengo, para intentar soñar despierto,
Él
No es más que el pasado, no me preocupa demasiado,
más me preocupan tus sentimientos,
solo me interesa, oir de tus labios, un te quiero...
Que me lleve al cielo,
¡Infinita su locura!
Que me nombren tus labios,
¡Cuanto verso barato!
Que me robe el corazón,
¡Jamás le des la razón!
Que me recuerde que sigo vivo,
lo siento... jamás te he querido...
Y desolado quedé, más pensé,
no en vano tu recuerdo llevo.
Si aún muriendo, en el suelo quedo,
llevaré conmigo la oportunidad de la duda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario