¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

7 feb. 2010

1. Ambición.

Antes de decaer,
miré a los ojos a la muerte.
Balbucé entre sollozos lo que quería,
ir hacia atrás; jamás.

Constante lucha contra el tiempo,
aún irónico el destino no me rendí,
oro nunca conseguí, pero por qué
no lo encontré...

No hay comentarios:

Publicar un comentario