¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

1 ene. 2013

1 de Enero, 19:20, 2013

Las palabras se esfuman, los hechos prevalecen. Y tras todo un año de palabras, al final lo que cuentan son los hechos; nadie cumplió sus palabras, y todo acabó mal. Simple, sencillo. Nadie piensa, pero todos actúan y hablan. Espero que este año que entra sea un año de pensamientos y sentimientos, más que de palabras y hechos. Porque el pensar nos mantiene coherentes, y el sentir nos mantiene vivos. A ver si así, podremos vivir con coherencia. 

Las palabras son un arma, y las armas no matan, matan los hombres. Las palabras no matan, mata quien te las dedica.

Soy el primer culpable, soy el primer pecador, pero antes de perder en balde, voy a pedir un último favor; que todo cambie, porque cuando todo cambie, también cambiaré yo.

Feliz 2013, Fuck You 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario