¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

4 nov. 2013

Entrelazamiento cuántico.

Caerán tus lamentos
como macetas vengativas
sobre mi cabeza atolondrada.
Sé que mientras yo canto y escribo,
tu voz borra y vuelve a borrar.
El instinto de crío
que aún me queda
me permite seguir respirando,
porque jugar a esconderse es mucho mejor
que saberte apartado.
Y te jode que me alegre de que estás jodida,
como la lluvia al tráfico, o el semáforo al peatón.
Y sé que estás triste cuando cantas Farenheit a gritos,
que me culpas de la crisis y del precio del gas.
Y yo te pediré que medites,
sobre tú y yo,
y sobre el enlazamiento cuántico.
Y tú,
prusiana de nacimiento, te vas para luego volver,
yo independizado desde hace tiempo
me refugio de nuevo en mi sed.
Y como siempre la lluvia borra las heridas,
y el alcohol las desinfecta,
y los comienzos las curan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario