¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

13 feb. 2011

Tanto nos faltó.

Nos faltó esa canción de amor.
Nos faltó un abrazo y un café,
sentados al atardecer en frente del mar...
nos faltó mirarnos, tocarnos con sinceridad.

El tiempo dio paso al suspiro,
y el olvido en tanto, me hiere.
Nos faltó un paseo, una caricia,
un te quiero...

Nos faltaron llamadas en conexión,
nos sobraron perdidas, la voz de tu contestador
me sobró. Nos faltaron sonrisas,
me faltó paciencia, me faltó amor.

Tanto que compartimos, todo lo fuimos.
Los sitios en los que estubimos,
siguen impreganados de nuestro olor,
los paisajes que miramos, y el silencio...
el silencio ahora suena como tu voz.

La melodía nos faltó, melodía tierna.
Nos faltó otro rayo de esperanza gratuita,
un momento de cambio, un beso robado.
Nos faltó el momento final de mirarnos.

Sobraron tantos fallos, sobraron lágrimas,
pero por siempre quedarán los abrazos,
que esas calles vieron darnos.
Un paseo de tu mano quizás... y ahora, suspiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario