¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

30 sept. 2015

#4

¿Te imaginas?
Algo tan innecesario,
como una primera cita lejos del cine.
O un domingo lejos de la resaca.

Un sofá sin tele,
una manta sin sofá.
Unas sábanas que no se marchan al dormir,
ni ropa que se esconda entre ellas.

¿Te imaginas?
O un café sin azúcar, ni leche.
Cerveza caliente,
té frío.
Un abrazo que congele,
y una mirada que suba hasta la cara.

Una canción que no diga nada,
una noche sin Luna,
un garbeo con rumbo fijo.

Un beso sin manos...
un beso de lejos, vamos.

Un libro que no cuente absolutamente nada.
Una película de Di Caprio premiada.
Una noticia que nadie se crea,
y una vida coloreada por alguien que no sea Ray Charles.

Tener alas con vértigo,
tener sueños, pero ligeros.
Conversaciones con gente que nunca escucha,
y que temen ser escuchadas; no tener miedo.

¿Te imaginas,
lo aburrida que sería la vida
sin perder el control ni un momento?

No hay comentarios:

Publicar un comentario