¿Y si mañana renunciara a todo aquello que equilibre la balanza?

18 ene. 2011

Moderna soledad.

Senderos luminosos que se buscan somos,
y en caminos más bien oscuros nos encontramos...
¿Quién mueve las nubes que tapan mi luz?
No mires más al cielo si lloras,
que el sol no secará más tus lágrimas.

Vivimos cada día, encerrados en este manicomio,
sin más sentido que prevalecer una vez más,
seguir luchando como antaño hicimos,
nadando contra corriente para huir de la tempestad.

Los ojos ahora engañan si los miras de frente,
la pena de la gente cambia de color,
las almas trasparentes, opacas, se mueren,
vendidas sin piedad al mejor postor.

¿Dónde quedaste amor? Que quiero verte y no encuentro mis gafas,
tu olor me llega pero el tráfico me ciega.
Un taxi nos separa, tu casa y mi casa alejadas por un par de manzanas,
que podridas y negras con este cuento acaban.

1 comentario:

  1. genial tus versos, mi gusto tu blog pasare mas seguido

    ResponderEliminar